La calefacción también contamina.

Sabemos que es un poco pronto todavía para encender la calefacción, pero estos días ha refrescado un poco y se nos viene a la cabeza el serio problema que están teniendo algunas de nuestras principales ciudades por los altos niveles de contaminación.
Este invierno, deberíamos fomentar el uso responsable de la calefacción.
No se trata de apagar las calderas y pasar frío, en absoluto, sino de ajustar mejor los termostatos para limitar nuestros consumos de energía a lo necesario, evitar el derroche y el aumento de las emisiones de CO2.

Algunos de los consejos que os podemos dar para hacer un uso eficiente a vuestras calefacciones es el siguiente;

1-     Mantener una temperatura constante: Los extremos nunca fueron buenos. Dejar que la temperatura de tu hogar baje demasiado no es una buena idea. Realizar esta práctica pensando que ahorraremos en nuestra factura por haber utilizado la calefacción poco tiempo es errónea. La calefacción deberá trabajar duramente para alcanzar de nuevo la temperatura programada. Una temperatura óptima sería estar entre los 19º y los 21º.  Durante la noche, esta temperatura la podemos reducir entre 15º- 17º, ¡una buena manta es una práctica mucho más saludable!

2-     Aprovechar el sol durante el día: Mantener las persianas subidas durante las horas de más luz solar y bajarlas cuando las temperaturas empiecen a descender.

3-     Realizar una revisión a la instalación: Comprobar que no existan escapes calor por ventanas y puertas. En caso de que exista, utilizar silicona para sellar ventanas o utilizar burletes de espuma en los rieles de las ventanas. ¡Os aseguro que se nota muchísimo!

4-     Instalar un termostato: Si es programable mejor. Este aparato regulará la temperatura las 24horas del día evitando subidas y bajadas de calor innecesarias.

5-     Ajusta la calefacción a tus horarios. Adelántate y programa la calefacción una hora antes de que tu llegues, así encontrarás la casa con una temperatura ideal cuando llegues.

6-     Ten en cuenta la opción del aislamiento térmico: Aunque a priori suponga una inversión importante, a largo plazo sale rentable. Siempre puedes optar por el uso de alfombras, aíslan del frío y de las perdidas de calor más de lo que te imaginas.

7-     No tapes los radiadores con objetos. Colocar una prenda mojada en un radiador solo hará que aumente el consumo de energía para poder seguir ofreciendo la temperatura programada.

8-     Hazte con una buena bata de calidad. Si, como toda la vida se ha hecho. Las batas y mantas son una opción mucho más saludable y económica que las calefacciones.

 



#MasBatasYMenosCalefacción

uso responsable de la calefacción



#MasBatasYMenosCalefacción